foto-pies-clasico2.jpg

Ballet Clásico

Es una técnica donde la disciplina en nuestro cuerpo es el único elemento a trabajar, no sólo a nivel físico sino también a nivel psíquico, dando la oportunidad de abrirnos a un mundo de expresión y comunicación con el que se da al mismo tiempo un desarrollo de la fuerza, la flexibilidad y dominio del cuerpo. El ballet clásico expone los principios fundamentales del movimiento seguro, eficaz y estético, formando parte del programa de educación física, representaciones musicales, etc. Aplicando la técnica del Ballet Clásico se consigue saltar más, giros controlados, dominio del equilibrio, caminar en alineación correcta y aumentar las posibilidades de nuestro instrumento; el cuerpo. Se utilizará la técnica Vaganova de la escuela rusa, y el Método Royal Academy of Dancing de la escuela inglesa, con opción, según nivel o edad, de preparación a exámenes oficiales.
foto-pies-clasico1.jpg

Ballet Clásico Infantil

Se busca que los alumnos aprendan las bases de la técnica clásica de un modo ameno, intentando aumentar su capacidad de concentración y esfuerzo, de tal manera que encuentre en la dificultad técnica un estímulo de motivación.
La danza clásica es además, considerada la base y el complemento ideal para cualquier estilo de danza, su exigencia hace que el alumno domine su cuerpo y lo maneje con eficacia, pudiendo así realizar otros estilos de danza con menor esfuerzo y mejores resultados.
La clase sigue básicamente la misma estructura para cada edad o nivel, variando los contenidos y la metodología utilizada en su enseñanza. Calentamiento, trabajo en la barra, trabajo en el centro, desplazamientos y coreografía.
foto-pies-predanza.jpg

Pre-Danza

Las clases de pre-danza están dirigidas a niñas y niños menores de 5 años. A esta edad se encuentran en una etapa de desarrollo en la que deben trabajar las herramientas que más adelante les permitirán poder seguir una clase de danza técnica, sea el estilo que sea.
Una parte importante del trabajo en estas clases se centra en el desarrollo de las conexiones psicomotrices, los movimientos son básicos y tienen una evolución que se adapta a su lógica, de modo que el aprendizaje les conduce al desarrollo de las funciones motoras, evita la aparición de patrones de movimiento erróneos o vicios, y permite la pronta identificación de problemas motrices y de lateralidad. En las clases se trabaja:
  • Las formas en el cuerpo y en el espacio.
  • La utilización de objetos que implica el uso de la psicomotricidad fina.
  • La musicalidad, con la escucha de diferentes cualidades y permitiendo su interpretación.
  • La observación e imitación de los demás como método de aprendizaje.
  • La lateralidad, con ejercicios de lateralidad simple y cruzada.
  • La psicomotricidad, identificación y movilidad de las diferentes partes del cuerpo.
  • La coordinación del movimiento de diversas partes del cuerpo a un mismo tiempo.
  • La memoria corporal, a través de la observación y la repetición.
  • La postura, identificando las posibles tendencias posturales o de apoyo de los pies y trabajando para su corrección.
  • La rítmica, la identificación de los diferentes ritmos y su traducción al movimiento.
  • La improvisación, dejando un espacio dentro de la clase para que el niño investigue su propio movimiento.
  • El trabajo en grupo y la adaptación a las normas. 

 

 

 Aviso Legal

Esta web utiliza cookies para mejorar su navegación. Al aceptar estás de acuerdo con nuestra Política de Privacidad.